| inicio » noticias   Inicio  volver inicio   | Contacto  contacto

Área privada

Usuario:
Contraseña:


Si deseas darte de alta como empresa del Polígono, pincha aquí

Ir aHistoria
Ir aDirectiva
Ir aDirectorio de empresas
Ir aLocalización
Ir aPlano del polígono
Ir aContacta
Ir aAlta de empresa
Ir aDocumentación General
Ir aDocumentación Legislativa

Ir aServicios del polígono
Ir aNaves, oficinas y locales
Ir aProyectos
Ir aFormación
Ir aJornadas y Seminarios
Ir aAcuerdos con empresas
Ir aAyudas y Subvenciones

Ir aPrensa Diaria
Ir aDossier de prensa

Ir aListado de interés


   | NOTICIAS << volver noticias


05/02/2007 | El concejo, junto con Siero, es el que más ha adelantado en la creación de una nueva centralidad metropolitana



El área metropolitana de Asturias es ya una realidad incuestionable. Original, policéntrica, discontinua, montañosa y de paisaje a veces grandioso. El Naranco nevado, como telón de fondo, por ejemplo. Y Llanera es el concejo que más de cerca ha visto el avance metropolitano. Un avance que identifican fuera, en la Unión Europea, y dentro (Ministerio de Fomento, Administración regional) como el principal recurso para el desarrollo con el que cuenta Asturias hoy.

Llanera es, además, junto a Siero, el concejo que más ha adelantado en la creación de una nueva centralidad metropolitana. Sobre el espacio llano intermedio entre Oviedo, Gijón y, más débilmente, Avilés. De una anterior caracterización de área de expansión industrial de Oviedo se pasó a la llegada de importantes equipamientos supramunicipales que certificaban su nueva centralidad, marcada por su posición cercana a Oviedo e intermedia entre esta ciudad, Gijón y Avilés, en las proximidades del, durante demasiados años, único enlace de la autopista «Y», en Lugones.

Llegaron Silvota y Asipo, el Parque Tecnológico, Mercasturias, el área deportiva de La Morgal, el centro penitenciario, las urbanizaciones, la ocupación empresarial de la antigua carretera de GijónÉ Y el crecimiento de Posada y Lugo como pequeñas ciudades de expansión metropolitana. La población aumenta por el asentamiento de población metropolitana, por la atracción de población de otros concejos y por la llegada de inmigrantes. No por los nacimientos, inferiores a las defunciones también aquí. Aumentan la población, el empleo, la inmigración, la natalidad, la población joven. Y prácticamente no hay paro, ¿estamos en Asturias?

Este crecimiento metropolitano se concentra en la parte llana, la que da nombre al concejo, en las parroquias de Rondiella (Posada), Lugo, Pruvia, Cayés, Ables y San Cucao. Las cuatro primeras aumentan su población. Más de 4.000 habitantes, Lugo; 3.500, Rondiella; 2.100, Pruvia y 522, Cayés. 13.283 en el concejo desde los 11.500 de hace 10 años. En las áreas más onduladas, al norte de las pequeñas sierras de peña Menende, Veredal, Santufirme y Robledo, en las parroquias de Villardeveyo, Ferroñes y Arlós y, sobre todo, en el oeste del concejo, en las parroquias de Santa Cruz y Bonielles, surgen espacios de ruptura entre la ligazón metropolitana de las ciudades principales, a partir de las malas comunicaciones en los ejes Avilés-Trubia y Posada-Las Regueras, impropias de un espacio metropolitano e insostenibles hoy, mientras esperan una modernización cuyos planteamientos de partida son insuficientes.

Pasado industrial y actualidad metropolitana dejan lugar también a una importante y muy presente tradición rural y ganadera que no se agota, aunque ha disminuido en presencia y número, reorientándose hacia el vacuno de carne. Más de 500 explotaciones, 129 de ellas de producción lechera y más de 8.000 cabezas de ganado, mantienen 500 empleos.

La cercanía de Oviedo y el incremento de las ligazones entre esta ciudad y Gijón han cogido bien situado a Llanera, lo que le ha permitido ser el concejo de mayor crecimiento, reflejo de la indudable consolidación del área metropolitana de Asturias. El concejo atrae cada día a varios miles de trabajadores foráneos hacia sus áreas empresariales. El empleo es de mayoría terciaria (60%) lo que refleja su urbanidad, aunque también hay un notable empleo industrial (22%), en la construcción (15%) y ya menor en la ganadería (3%). La consolidación de la posición metropolitana ha quedado patente también en la dispersión de la construcción sobre las áreas llanas y mejor comunicadas y en la presencia de urbanizaciones de vivienda unifamiliar de cierta dimensión, como Soto de Llanera, que va camino de los 2.000 habitantes.
Lugo y Posada han dado el paso a pequeños núcleos urbanos en expansión, muy próximos entre sí, con el área de equipamientos regionales, deportivos y de ocio de La Morgal. Posada supera los 3.300 habitantes y Lugo, los 3.000. En sus parroquias hay núcleos de cierta dispersión bien poblados: Severies, La Bérvola, Castañera, Castiello, Santa Rosa, TruébanoÉ todos ellos con más de 100 habitantes. Destaca también Pruvia, con más de 500 en sus dos núcleos y Villabona, con más de 200. Cadaxe, Coruño, Portiella, La Vega, La Miranda, Ferroñes, Lavares y Villayo superan los 100 habitantes.
El futuro se orienta hacia los procesos de calidad residencial y de los servicios públicos y privados, un camino aún por recorrer tanto en Posada como en Lugo, y en el desarrollo ordenado de su función residencial, amparada por las superficies empresariales y los medios de transporte público metropolitanos. Ha sido notable la influencia del ferrocarril de cercanías en el crecimiento de Lugo, lo que muestra la importancia y la necesidad de una ordenación metropolitana que tenga en cuenta las posibilidades y necesidades del transporte público. Se necesita una mayor diversidad constructiva e integración entre los núcleos de población, sin llegar a un continuo urbano. También la mejora de la oferta de suelo empresarial.

Y despejar el camino a los procesos de integración metropolitana, especialmente con «el hermano más desvalido», Avilés, hoy mal comunicado con Llanera y con el poniente de Oviedo. La situación en el oeste de Llanera y sus comunicaciones con Avilés, Corvera y Oviedo es muy deficiente. Sin embargo, no parece prioritaria. Hoy la única posibilidad de comunicación moderna pasa por seguir aumentando la presión sobre el enlace de Lugones. Lo que indica, además, la necesidad de interconectar la «Y» con la nueva autovía Gijón-Oviedo, entre otras razones por seguridad. Y de ensanchar con más carriles, de una vez, la «Y», que sigue como en los años setenta, pero con 60.000 vehículos más encima. ¿No nos damos cuenta de que estamos en un área metropolitana con varios centros urbanos, con tráfico en todos los sentidos a cualquier hora?

La mejora del ferrocarril metropolitano es vital para Llanera y sus posibilidades de comunicación ágil a través de transporte público. También la implantación de nuevas funciones terciarias que limiten su dependencia de servicios urbanos de mayor nivel respecto a las grandes ciudades. Las dimensiones del concejo permiten dar ya el salto a nuevos retos.

Fuente: La Nueva España

 













C/Secundino Roces Riera, 3 - Parque Empresarial de Asipo - 33428 - Cayés - Llanera - Principado de Asturias - Telf: 985 26 00 59
Fax: 985 26 77 82 | info@asipo.org | Aviso Legal | Privacidad de datos | Desarrollo  Duonet